Recital de guitarra flamenca

¿Cómo encontrar su propia personalidad a través de los géneros tradicionales del flamenco que han sido interpretados y renovados una y otra vez? La soleá, la bulería, la petenera, la taranta… Estos géneros que constituyen la esencia y el alma del flamenco. Esa es la pregunta que formula Maël Goldwaser en su solo de guitarra. A través de sus composiciones, no intenta recrear un flamenco histórico, sino que propone una música moderna que se sostiene en el rigor de una tradición musical para afirmarse.

Empecé el aprendizaje de la guitarra flamenca a los trece años, me formé musicalmente a través de esta cultura y rápidamente, decidí que quería tocar mi propia música. Las formas (los palos) del flamenco son muy restringidas; la estructura rítmica y la tonalidad casi nunca dependen del compositor. A pesar de esto, intento encontrar espacios en la tradición que no han sido aún explorados y dentro de los cuales puedo encontrar mi propia voz. Mis ideas musicales no siempre corresponden a un género del flamenco, más que un problema de incoherencia, esta dualidad me parece fértil y le da a mi música una dinámica propia.

         Para resumir, el flamenco me da un contexto que puedo explorar y una tradición en la que apoyarme para componer e interpretar mi propia música. La rigidez aparente de los géneros tradicionales me da un rigor en la composición y le da coherencia y sentido a mi música.